Decoración de baños modernos en 10 simples consejos

Piensa cuántas horas al día pasas en el cuarto de baño, probablemente sea el primer sitio que visitas cuando te levantas y el último antes de volver a la cama por las noches. ¿No crees que esto es motivo más que suficiente para que lo encuentres agradable? No tienes porqué marginar esta estancia y olvidarte de darle el mismo toque de personalidad que tiene el resto de tu casa.

  • Decora el cuarto de baño con un estilo moderno

El antiguo alicatado hasta el techo ya está pasado de moda. Es mejor el combinar o innovar. Hay nuevos materiales que son idóneos para dar un toque de modernidad a tu cuarto de baño. Como por ejemplo el gresite, que son pequeños baldosas, como las que encuentras en el fondo de algunas piscinas y que normalmente se ponen de color blanco o azul, pero las puedes encontrar en cualquier tono.
  • Te recordamos que en esta zona de la casa es mejor que predomine un color limpio, es decir los tonos blancos, verdes o azules. 

Los colores más fuertes suelen ser algo arriesgados ya que tienden a empequeñecer el espacio y también a dar más sensación de agobio. Pero no te cortes si lo que te apetece es innovar, un cuarto de baño en amarillo fuerte o naranja puede ser la envidia de tus amigas.
  • Otro de los elementos que mejor queda en el cuarto de baño es el mármol pulido, que aunque mucho más caro es la máxima expresión del lujo. Este material es limpio, fresco y nunca pasa de moda. 

Pero si no quieres arruinarte sólo forrando las paredes es mejor que optes por la tradicional pintura. Ahora está muy de moda los estucados, ya que son mucho más fáciles de limpiar. Combina dos colores y sepáralos por una cenefa para que no resulte monótono y aburrido.
  • El suelo es también una parte fundamental del cuarto de baño. Debe poder mojarse y limpiarse con facilidad así que los azulejos o el mármol son la mejor solución.

Una moda muy ecológica
Los últimos dictados de la moda en cuartos de baño se hacen eco de las peticiones ecologistas de ahorrar agua y destierran la bañera, ahora lo que se lleva son las duchas. Probablemente esta tendencia tenga más que ver con la falta de espacio y tiempo que con los amigos de Greenpeace, pero siempre queda bien decir que se apoyan causas de este tipo.
Si la ducha es esquinera y tiene varios chorros de presión mejor, así a la vez que nos aseamos estamos recibiendo un agradable masaje. Si quieres desoír los mandatos de esta moda, y además tienes espacio, las bañeras antiguas son el último grito.
Dos opciones
En los lavabos y demás equipamiento de este cuarto hay una doble vertiente que como en el caso del vestir se enfrenta por completo. Por un lado está el deseo de conservar el pasado volviendo al siglo XIX con un look retro y el otro extremo buscando la simplicidad de las líneas rectas.
En la primera opción se llevan los dorados, el hierro forjado y una sensación de recargamiento. Pero si lo que te gusta es la máxima del minimalismo, que dice que menos es más y te apuntas a la tendencia más estilizada, usa materiales como el acero y la madera. Si te gusta más esta opción elige griferías en tono mate y muchos espejos sin marco para agrandar la habitación. Olvídate de las estridencias y opta por las líneas puras.

En cualquier caso ten en cuenta que el cuarto de aseo es un sitio que más que estar a la moda deber ser práctico y cómodo, donde todo tenga sitio para guardarse y estar siempre a mano. Aunque quieras darle un toque da actualidad tienes que tener en cuenta que siempre tiene que primar la practicidad. Revisa todas las tendencias y luego crea el más bonito y personal de los cuartos de baño: el tuyo.
No seas egoísta y comparte!Google+FacebookPinterestTwitterEmail
  • Mara

    me gusto mucho los consejos. buena onda para ustedes!