Consejos para iluminar su cocina | La iluminación ideal



Los mejores diseñadores de iluminación de los Estados Unidos comparten sus consejos infalibles para crear el plan perfecto de iluminación para la cocina. 



Según Randall Whitehead, un diseñador de iluminación de San Francisco, y autor de Iluminación Residencial: Una Guía Práctica, la iluminación más eficaz para la cocina implica tres puntos: el ambiente, el acento y la iluminación decorativa. El resultado final: un entorno caliente y atractivo que trabaja con armoniosamente con los otros elementos decorativos para crear un espacio de trabajo práctico y hospitalario. 
La iluminación de su cocina no tiene que ser una materia compleja. ‘El error más común de la gente es tratar de alumbrar su cocina entera con un simple adorno centrado en el techo ‘ dice Randall. ‘Esto termina ser lo que llamo ‘ una bomba de fulgor’ visualmente dominando todo en el espacio, incluyendo la familia y amigos’. 
Tanto la iluminación como la instalación eléctrica serán temas de prioridad en la construcción, reforma o decoración de una cocina.

 El sistema de iluminación ideal para cocinas será aquel que pueda integrar luz general con luces puntuales. Se necesita una luz general que nos permita desplazarnos y ver sin problemas en estantes y cajones. Pero también será de suma importancia la luz puntual que se dispondrá sobre las diferentes áreas de trabajo. Cada área (preparación de alimentos, cocción, comedor, etc.) tendrá su iluminación sectorizada.
 La luz puntual vendrá generalmente de arriba, de lámparas colgantes o luces empotradas bajo la alacena. Las lámparas colgantes serán de luz clara y estarán a una altura que permita una buena iluminación sin sombras ni resplandores. Bajo la alacena es el mejor lugar para colocar luces que no molesten a la vista y que iluminen con claridad el trabajo.
 La luz general será clara y se debe evitar las sombras. La mejor opción de iluminación general en cocinas es la luz de centro. Si va a colocar tubos o luces descentradas, tenga cuidado de no hacerlo demasiado cerca de las paredes, pues podrían provocar sombras molestas.
 Si la cocina cuenta con una mesa comedor o isla central, ambas en cada caso pueden ser iluminadas con una luz puntual desde el techo.
 Principalmente en zonas de trabajo es importante hacer un buen aprovechamiento de la luz natural. La buena orientación de las ventanas y la distribución de las áreas de trabajo son factores determinantes en el uso de luz natural.
 En luz artificial, el uso de lámparas sobre rieles encima del área de trabajo permite una iluminación flexible e integrada. Este tipo de iluminación puede instalarse tanto en techo como en paredes.
La cocina es a veces espacio de trabajo y a veces lugar para la convivencia. Usted puede ajustar su iluminación de acuerdo a la necesidad del momento, con la luz ideal para cada situación. Empiece por imaginar todas las actividades que ocurrirán aquí, como desayunar o cenar en la barra, preparar los alimentos o leer el periódico, y después coloque las fuentes de luz de tal manera que sean en primer lugar útiles y luego confortables.
Evite que las ventanas por donde ingresa la luz queden detrás del área de trabajo. Esta situación proyectará sombras y nos obligará a utilizar frecuentemente luz artificial. 
 La mejor distribución de las áreas de trabajo con respecto a la luz natural será siempre, principalmente la pileta, debajo de una ventana. Es importante tener en cuenta evitar el deslumbramiento en caso de sol directo, controlando el ingreso de luz con cortinas. 
Considere las dimensiones, el decorado, la disposición de los muebles y las instalaciones eléctricas disponibles, así como la presencia o ausencia de ventanas, domos, tragaluces y cualquier otra fuente de luz natural durante el día.
 Sepa que puede utilizar todo tipo de luces en la cocina: luces de diseño, clásicas, etc. Sin embargo, tenga en cuenta que por tratarse de un ambiente donde se puede juntar mucha grasa, conviene utilizar lámparas simples que puedan limpiarse con facilidad, preferentemente en vidrio o aluminio.
 Al tratarse de un ambiente en que la luz se mantiene encendida de forma prolongada, son ideales los tubos o lámparas fluorescentes de bajo consumo.
 Lo esencial de la luz en la cocina es que esté bien distribuída, sin dejar áreas oscuras, y que sea flexible, pudiendo concentrarla en un área específica cuando se requiera. Debido a lo anterior, considere instalar varios focos colocados a la misma distancia lo largo de toda la cocina, junto con iluminación adicional sobre las áreas de trabajo, barras y fregaderos.
Estos fueron algunos consejos para iluminar su cocina. A continuación exponemos algunos fotografías en las que la iluminación transcurre de forma armoniosa con el ambiente.
 Consejos de cocina | La iluminación ideal de la cocina

 Consejos de cocina | La iluminación ideal de la cocina
 Consejos de cocina | La iluminación ideal de la cocina

 Consejos de cocina | La iluminación ideal de la cocina

 Consejos de cocina | La iluminación ideal de la cocina

 Consejos de cocina | La iluminación ideal de la cocina

 Consejos de cocina | La iluminación ideal de la cocina

Consejos de cocina | La iluminación ideal de la cocina 
Fuentes: estiloambientacion.com.ar
espacioliving.com

Los comentarios están cerrados.