Bonsai: Cómo cuidar y cultivar en 5 pasos

Bonsai: Cómo cuidar y cultivar en 5 pasosEl bonsai se ha convertido en una moda. Si quieres decorar tu hogar con ellos, a continuación te informamos sobre los cuidados que requieren. Paciencia y dedicación son dos cualidades que se deben tener para el cultivo de estas especies, ya que son muy delicadas y hay que prestarles mucha atención. Todo esto a cambio de darle a tu casa un espléndido toque oriental y distinguido.
UN TOQUE ORIENTAL EN TU HOGAR
La palabra “bonsai” es de origen japonés y está compuesta por dos signos. “Bon”, que significa recipiente en castellano, y “sai”, cuya traducción es árbol. En definitiva, árbol de maceta. Y es que en realidad, son representaciones en miniatura de las especies grandes que viven libremente en la naturaleza.
No se sabe a ciencia cierta cuándo se cultivó el primero, aunque parece cierto que los antiguos chinos creaban paisajes miniaturizados con musgos y rocas. Este arte chino podría ser el antecesor del bonsai.
Bonsai: cuidar y cultivarA continuación, os ofrecemos los elementos básicos para cultivar un bonsai. Hay algunos más, pero los verdaderamente necesarios para su crecimiento correcto son:
  • – Abono: es imprescindible que la tierra donde lo plantemos se renueve para su supervivencia. Ya que no es posible que se renueve de modo natural, le aportaremos los elementos necesarios para hacerlo de modo artificial. Os recomendamos el abono orgánico que administraremos al bonsai en forma de pastillas o bolitas que se disuelven con la acción del agua o el viento, y que encontrarás en tiendas especializadas.
  • – Alambre: con él conseguiremos que crezca de manera saludable y que sus ramas adopten las formas que más nos gusten. El grosor del alambre debe situarse entre 1´5 milímetros de diámetro y 5.
El bonsai requiere un cuidado especial. Hay diversas técnicas para su cultivo. Las más comunes son las siguientes:
    Bonsai: cuidar cultivar

  • – Trasplantado: consiste en cortarle las raíces cuando ya no caben en el recipiente. De esta forma, conseguiremos que no crezcan como sus “hermanos mayores”. La mejor época para llevar a cabo esta técnica es a finales de invierno y también de otoño.
  • – Alambrado: se utiliza para dar una forma específica a las ramas y a los tallos. Requiere mucha paciencia, al ser una técnica laboriosa. Se trata de enrollar con alambre las partes que queramos que adopten la orientación deseada.
  • – Envejecimiento y refinamiento: principalmente hay tres maneras de envejecer y refinar nuestro “pequeño arbolito” que son “jins” y “sharis”, musgos y plantas decorativas. Estas técnicas permiten que el bonsai aparente ser más antiguo de lo que es.
En definitiva, los bonsais son una buena forma de decorar tu casa y, al mismo tiempo, de sorprender a tus amigos.