Iluminación LED en exteriores

Una de las cosas más importantes y que más tenemos en cuenta a la hora de decorar nuestra casa es la iluminación. Esta se consigue de varias formas: por una parte, a través de bombillas, focos, lámparas y demás accesorios eléctricos que crean luz; y por otro lado, a través de la propia decoración, como puede ser el color de las paredes, de los muebles y la ubicación y forma de las ventanas, entre otros. También es muy importante entender que la iluminación no sólo es necesaria en interiores, sino que los exteriores como jardines o terrazas también necesitan un buen sistema de iluminación que aporte claridad, amplitud y, en general, bienestar.

En nersolar.es podrás encontrar todo lo que necesites para poder iluminar las zonas exteriores de tu hogar como el jardín o la zona de la piscina, para esos baños en las noches de verano. Los focos LED para exteriores son aptos para instalaciones al aire libre, pues pueden estar a la intemperie y antes las diferentes inclemencias metereológicas que puedan acontecer. También existen focos sumergibles, para poner en la piscina o en un estanque; empotrables en el suelo e incluso los más conocidos focos en superficie. Todos cuentan con protección IP65 o IP68, que permite su sumersión. Además, también existe la posibilidad de incorpoar luces LED con color, por si la intención es dar un toque más especial.

Las luces led exterior destacan por la cantidad de sus beneficios:

  • Bajo consumo energético con un alto rendimiento y eficiencia, con una vida útil de aproximadamente 50.000 horas.
  • Amplia potencia en cuanto a su luminosidad, con una luz de mucha calidad.
  • Encendido instantáneo, no necesitando tiempo para que alumbren de forma completa.
  • Gracias a su amplia durabilidad, el mantenimiento es prácticamente nulo.
  • Cuida el medioambiente, pues la luz con led no emite ni rayos ultravioletas ni rayos infrarrojos.

En definitiva, las luces con LED o “luz fría” son la mejor opción para iluminar los exteriores de nuestra casa ofreciendo esa amplia luminosidad con un coste muy bajo, además de permitirnos utilizar esta iluminación de diferentes formas e incluso de forma sumergida.