Feng Shui: Decoración en el Hogar con 10 ideas

Feng Shui significa literalmente “viento y agua”. Esta técnica milenaria, de origen chino, estudia cómo conseguir que la energía del hogar influya de manera positiva en nuestro estado de ánimo. Esta vieja filosofía pretende obtener bienestar y prosperidad a través de la decoración, los colores, la posición de los objetos y los muebles.

Feng Shui: Decoración en el Hogar con 10 ideasFENG SHUI: LA DECORACIÓN DEL EQUILIBRIO Y EL BIENESTAR

El Feng Shui tiene sus orígenes en China y ha existido durante miles de años. Su filosofía dice: “El Chi (energía) se dispersa por medio del viento y se retiene a través del agua”. En la China antigua, la gente elegía cuidadosamente los lugares donde establecer sus ciudades y sus casas. Un lugar bien elegido podía brindar prosperidad mientras que un lugar cualquiera podía brindar pobreza, hambre e incluso guerras.
Esta vieja filosofía pretende obtener bienestar y prosperidad a través de la decoración, los colores, la posición de los objetos y los muebles. Hay tres factores que determinan el bienestar y éxito de una persona: el tiempo, el espacio y la acción. Cuando una persona hace lo correcto, en el lugar correcto y en el momento correcto, lo que haga, será bueno. Mientras que si la misma persona está en un lugar equivocado, y en el tiempo equivocado, todo le saldrá mal.
El Feng Shui pretende mejorar nuestra actividad cotidiana, buscando una sensación de bienestar y alegría generalizada que nos ayuda a rendir más en el trabajo, sentirnos más cómodos en nuestra vivienda, reduciendo el estrés y aumentando nuestra vitalidad. Transformar un ambiente hostil en un entorno agradable es básico para lograr una buena salud.

  • ¿Es difícil de aplicar?

No. A veces basta con cambiar un mueble de orientación, colocar una maceta en un determinado lugar, variar la altura de un cuadro… Las técnicas del Feng Shui son sencillas y se aplican utilizando los elementos comunes de nuestra cultura. Este arte enseña cómo identificar los elementos positivos y negativos que nos rodean, cuáles son los colores de la buena suerte, qué plantas generan un buen Feng Shui …
  • Primera premisa: permitir que la energía fluya libremente

Todas las estancias del hogar y los diferentes elementos y objetos personales que las ocupan emanan distintos tipos de energía. Éstas pueden ser positivas o negativas. Para permanecer en armonía con las fuerzas de la naturaleza, el Feng Shui da, entre otras muchas, las siguientes recomendaciones:
Para que el flujo energético fluya tranquilo y pausado, hay que evitar obstáculos que dificulten su paso y disminuyan su acción sobre la casa. Si hay demasiados muebles y otra serie de objetos que forman recovecos y esquinas, no se deja espacio suficiente para que la energía se mueva libremente. 

Los frecuentes frenos y cambios bruscos de sentido que la energía se ve obligada a hacer, perjudican la tranquilidad del hogar. Cuando el paso de la energía se detiene en un punto, su efecto también es negativo.
  • La distribución de los muebles

Por eso, es conveniente saber dónde poner los muebles y la distribución de las habitaciones. Si la energía entra por la puerta de una estancia y sale directamente por la otra en línea recta, el flujo de energía será negativo, porque pasará tan rápidamente por la zona que arrasará las buenas vibraciones. Si queremos que la energía sea benévola tiene que circular libremente alrededor de los elementos de la casa y dar un rodeo antes de salir por la puerta y dirigirse a otra habitación.
  • Efectos desfavorables

De todos los elementos del hogar, hay que prestar especial atención a estructuras como las columnas, las escaleras de caracol y los biombos. En un principio sus efectos son negativos, pero el Feng Shui también dice cómo podemos anularlos y convertir estos objetos en una fuente de beneficios.
Las columnas son estructuras que simbolizan barreras e impiden el paso de las fuerzas positivas. Para evitar posibles problemas es conveniente no colocarlas justo delante de las puertas. Es preferible cubrirlas con espejos o una planta enredadera. Al parecer, las columnas de estructura cilíndrica son menos dañinas que las cuadradas.
Las escaleras de caracol, según el Feng Shui, con su efecto circular de tirabuzón, generan un gran daño. Pero se puede hacer que su influjo no sea tan negativo: nunca se deben colocar en el centro de la estancia sino cerca de las paredes; no deben mirar hacia la puerta de la entrada y conviene evitar los espacios ciegos entre escalones.
Los biombos pueden ser muy positivos porque disminuyen el flujo rápido de energía que siempre resulta perjudicial, pero su problema radica en la forma en de colocarlos. Es mejor ponerlos en línea recta y nunca colocarlos en zigzag.
  • Fuentes positivas

Los retratos de familia son los más importantes. Colocar las fotografías de los seres más queridos en las zonas principales de la casa es una de las formas más efectivas de conseguir ese aire cálido que produce bienestar. Estos retratos han de seguir unas determinadas pautas, como aparecer en ellos todos los miembros de la familia, sonrientes, como signo de bienestar. La disposición de los personajes dentro del retrato también es importante. La persona más influyente de la familia se debe situar en el vértice superior o en el centro. Los demás miembros han de situarse a su alrededor.